Medicina, administración, arquitectura…. ¿Cómo elegir una carrera universitaria? Con tantas opciones, debe ser muy difícil para cualquier joven tomar una decisión tan importante. Para eso hemos creado este artículo, donde recopilamos una serie de pasos que debes tomar en cuenta para facilitar tu elección. 

Los siguientes puntos te pueden servir como guía, si estás en este momento de tu vida en el que te sientes perdido y sin pistas de a dónde dirigirte. Toma un poco de aire y recuerda que ante todo, debes guiarte por tus gustos y tu pasión.

Y no temas cambiar de opinión, pues siempre puedes estudiar más de una carrera. Nada es definitivo. 

Una vez que has terminado tu estudios de nivel medio superior y descubres qué es una carrera universitaria, tu siguiente decisión es cuál de todas escoger. Pues bien, al momento de elegir, te recomendamos analizar lo siguiente:

como cancelar el programa jovenes construyendo el futuro

1.- Conócete

Esto es algo que suena sencillo, pero es fundamental al momento no solo de elegir una carrera, sino al tomar cualquier decisión importante. 

No hay nadie mejor que tú, que sepa qué es lo que disfrutas, qué se te dificulta o en qué eres talentoso. Como dato curioso, muchas personas se dan cuenta de su vocación desde la infancia, cuando mostraban gusto y tendencia por ciertos juegos. 

Entonces, si te recuerdas a ti mismo jugando a ser doctor, pintando y dibujando, o hasta viendo programas de televisión, tal vez es porque sientes una afinidad por esas actividades, al punto de querer dedicarte a ellas.

2.- Haz un test vocacional

Es muy probable que en el último nivel de tus estudios de nivel medio superior, la escuela les aplique un examen vocacional. Pero si no sucede, tú puedes encontrar fácilmente montones de este tipo de exámenes en línea, tal como el test de orientación vocacional que ofrece la SEP.

Estos te sirven para detectar tus áreas de interés, así como tus fortalezas y debilidades. 

Todos somos buenos en algo, así que solo es cuestión de que descubras en qué. De esta manera, podrás elegir de forma más informada sobre tu futura profesión.

3.- Pregúntate si te visualizas ejerciendo tu profesión todos los días

Estamos hablando de tu pasión. Recuerda que después de todo, no importará qué tanto dinero ganes, porque lo que realmente te haga feliz, es lo que dará más satisfacciones a la larga. 

Imagina que eliges una profesión en la que ganas mucho dinero, pero eres infeliz cada vez que vas a trabajar, influyendo en tu desempeño. Aunque te aconsejen que estudies una carrera lucrativa, no dejes de lado lo que a ti te gustaría estudiar. 

Y quién sabe, tal vez hasta encuentres la forma de mezclar varias de tus pasiones en una sola carrera. 

4.- Investiga a fondo todo lo que implica tu carrera

Es probable que, si estás interesado en una carrera, lo primero que hagas sea revisar el plan de estudios, así como la lista de materias que estarás estudiando durante los próximos años. Esta práctica está más que recomendada. 

Sin embargo, existe otro aspecto del que no te van a advertir en ninguna parte y nos referimos al apartado emocional. 

Imagina lo siguiente: Te graduaste como médico, con las calificaciones más altas, pero en el momento que te toca tu primera intervención, descubres que no soportas ver sangre. ¿Notas a qué nos referimos? 

En resumen, trata de hacer un ejercicio de imaginación, donde te coloques en una situación de la vida real y plantéate si puedes manejarla.

5.- Calcula la duración de la carrera

Este apartado está ligado al anterior. Básicamente consiste en que seas consciente del tiempo que te tomará terminar tus estudios universitarios.

La mayoría de las carreras tienen una duración de entre 4 o 5 años, sin embargo hay unas tan largas como de hasta 7 años de duración, mientras que hay otras tan cortas como de 2 años o hasta menos. 

Entonces, considera el tiempo que invertirás en tu carrera y qué edad tendrás una vez que egreses.

6.- Investiga salarios en tu profesión de interés

Queramos o no, trabajamos porque buscamos nuestro sustento de vida. Y aunque la idea sea disfrutarla y no sufrirla, no podemos dejar de estar conscientes sobre qué tanto esperamos ganar. 

Como sabes, hay carreras más lucrativas que otras. Sin embargo, hay buenas noticias. Recuerda que en cuanto a salarios, nada está escrito en piedra, lo que significa que siempre existe la posibilidad de que te vuelvas tan exitoso en tu profesión, que el dinero deje de ser un problema.

7.- Analiza las universidades de tu interés

Es posible que tu carrera esté disponible en varias universidades y te sea difícil elegir una. O por otra parte, puede ser que tu carrera sea tan poco común, que solo esté disponible incluso en otra ciudad. 

Para cualquier caso, debes preguntarte si tus opciones son viables y si eres capaz de manejarlas. Como puedes darte cuenta, no solo se trata de que sepas qué estudiar, sino si te es factible estudiar lo que quieres. 

Dentro de este mismo apartado entra que tu elección de instituciones esté bien informada, tomando en cuenta el prestigio de la escuela y el de sus docentes. 

En general, haz una investigación profunda de cada escuela de tu interés, ya que estarás en ellas durante mucho tiempo.

Puedes tomar lo anterior como consejos para considerar cuál profesión se ajusta mejor a ti. Sin embargo, tú tienes la última palabra. Eso sí, no olvides tomártelo con calma y disfruta de este proceso tan importante, pero también tan divertido y satisfactorio de tu vida.

Entérate a tiempo
de los próximos apoyos y programas de gobierno

He leído y acepto el AVISO LEGAL y la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.