numero clabe

Qué es la CLABE interbancaria: cómo funciona y para qué sirve

En un mundo como el actual, donde el dinero electrónico tiene prioridad sobre el dinero en efectivo, es imposible cuidar de tu dinero sin una cuenta en un banco. Y, ya que existen muchas instituciones distintas, la CLABE interbancaria es una herramienta para poder hacer transferencias entre bancos.

¡Sigue leyendo! Te contamos qué es la CLABE interbancaria, cómo puedes identificarla y para qué sirve, entre otras cosas.

Podría interesarte: ¿Cómo saber mi CLABE interbancaria?

¿Cuál es la CLABE interbancaria?

La CLABE interbancaria es un número único e irrepetible que se le asigna a cada una de las cuentas bancarias abiertas en instituciones financieras de México. Su función es la de hacer posibles las transferencias monetarias entre bancos sin ninguna relación.

Requerida para este tipo de transferencias desde mitades del 2004, esta clave es un número de 18 dígitos que asegura envíos seguros y ofrece la garantía de que llegarán a la persona adecuada.

Cómo se conforma la CLABE interbancaria: cuántos DÍGITOS tiene

Una CLABE interbancaria se compone de cuatro grupos numéricos distintos en los que se dividen sus 18 dígitos. Los primeros 3 dígitos son el código del banco al que pertenece la cuenta. Esta es información estandarizada a lo largo de todo el territorio mexicano. Por ejemplo, los tres dígitos de Santander son 014, mientras que los de Banamex son 002.

Los siguientes tres dígitos comprenden el código de plaza. Este es el número de identificación de la ubicación geográfica donde se abrió la cuenta, es decir, la sucursal. Dicho número, también se comparte por todas las cuentas abiertas en esa sucursal específica.

Después, vienen los 11 dígitos referentes al número de cuenta bancaria del cliente. Estos son distintos para cada usuario de cada banco y de cada región. Los 11 números de cuenta bancaria son los mismos de la cuenta cuando se abrió y no cambian por tratarse de transferencias entre instituciones distintas.

Finalmente, el último dígito de la CLABE interbancaria es el llamado dígito de control. Este es una cifra que se calcula mediante una operación matemática que verifica la legalidad de la cuenta completa.

que es una clave interbancaria

Conoce más sobre CLABES:

Ejemplo de CLABE interbancaria

Teniendo en cuenta estas simples reglas, a continuación te presentamos un ejemplo de CLABE interbancaria.

Si una persona tuviese una cuenta de Bancomer, que fue abierta en Chihuahua y cuyos dígitos son 04130875440, su CLABE interbancaria se vería así:

012+150+04130875440+5

012150041308754405

Por un lado, el 012 indica que la cuenta se abrió en BBVA Bancomer, mientras que el 150 es indicativo de que se trata de una cuenta chihuahuense. Los siguientes 11 dígitos son su cuenta y finalmente, el 5 final es el dígito de control calculado. Para esto, existen calculadoras en internet.

Qué significa CLABE interbancaria

El nombre de la CLABE interbancaria surge de las siglas de CLAve Bancaria Estandarizada. Su mismo nombre indica su utilidad, pues se trata de un número cuya estructura comparten todos los bancos, para ser fácil de recordar.

Además, CLABE es un juego de palabras con clave, que es como usualmente llamamos a este tipo de números.

Para qué se usa la CLABE interbancaria

Desde su creación en 2004, la CLABE interbancaria tiene una función: la de facilitar transferencias entre bancos distintos, de forma segura. Específicamente, la CLABE sirve para volver explícitos todos los datos de la transferencia y el banco al que se envían, evitando así confusiones.

Aunado a esto, debido a su estructura, la CLABE nos permite averiguar de qué banco es una cuenta, así como la localidad en que se abrió.

Todos estos datos ayudan a los usuarios a evitar problemas al momento de hacer sus transferencias.

Dónde se encuentra la CLABE interbancaria

Si necesitar recibir un depósito desde un banco distinto al tuyo, necesitarás tu CLABE. Si no la conoces, ¡no te preocupes!

Seguramente podrás encontrarla en los datos de tu cuenta en alguno de tus estados de cuenta, o bien, en la app de tu banco de confianza.

Si no tienes a la mano un estado de cuenta, ni cuentas con la aplicación de tu institución financiera, entonces puedes solicitarlo en tu banco.

Tu otra opción es calcular la CLABE tú mismo. Ya que tiene una estructura estandarizada, esto es fácil. Recuerda que los primeros tres dígitos corresponden al banco, luego los siguientes tres son la clave de localidad y después viene tu número de cuenta.

Finalmente, necesitas tu dígito de control. Este lo puedes calcular con este sitio web, si no te molesta dar tus datos de cuenta.

Clave o CLABE interbancaria

Si bien, en el español la palabra para referir a un código numérico utilizado en el banco es clave, la llamada CLABE interbancaria no se escribe con v, sino con b y con mayúsculas.

Esto, pues se trata de una palabra creada a partir de las siglas de CLAve Bancaria Estandarizada. Su relación con la palabra clave es una coincidencia homofónica y un juego de palabras que puede llevar a confusiones.

cual es la clave interbancaria

CLABE interbancaria y número de cuenta, ¿es lo mismo?

¿Cuál es la diferencia entre número de cuenta y CLABE interbancaria?

Tu CLABE interbancaria y tu número de cuenta no son lo mismo, sin embargo, están muy relacionados.

Tu número de cuenta es el número único que te otorga el banco y que sirve para acceder a tus fondos, hacer depósitos, retirar dinero y cualquier tipo de trámite. Se trata pues de un número de 11 dígitos que es la identificación del espacio virtual que incluye tus transacciones.

Imagínalo así: si el banco fuese un edificio lleno de cajas fuertes, tu número de cuenta sería el número con el que reconocerías tu caja fuerte de las de los demás, y es el número que presentarías a alguien que va a mover su dinero a tu caja.

La CLABE interbancaria, por su parte, es una versión específica de este número de cuenta, pues, además de incluirlo, indica información sobre el banco al que pertenece la cuenta.

Así, imagina que en vez de un edificio lleno de cajas fuertes, tienes varios. Necesitarías también la información acerca del edificio para que el dinero llegara adecuadamente.

En conclusión, la CLABE interbancaria y el número de cuenta no son lo mismo, pero la segunda es parte de la primera, pues al final del día apuntan a la misma cuenta, solo que con distinta información necesaria para las transferencias.

Cuál es la CLABE interbancaria de una tarjeta

La CLABE interbancaria no tiene relación con los 16 dígitos del plástico de tu tarjeta. Si bien ambas claves son información relacionada a la misma cuenta, para conseguir tu CLABE interbancaria no te sirve de nada tu número de tarjeta.

Si te urge esta información necesitas conseguir tu número de cuenta, o bien, buscar directamente tu CLABE en algún estado de cuenta que tu banco te haya proporcionado, o bien, revisar si estos datos se encuentran en la app móvil de tu banco. Usualmente es así.

¿Qué pasa si le doy a alguien mi CLABE interbancaria?

Ya que tus datos bancarios dan acceso a tu dinero, es entendible que te preocupe dárselos a cualquiera y terminar siendo víctima de un crimen, pero debes saber que compartir tu cuenta CLABE interbancaria es completamente seguro.

Ya que incluye datos generales sobre tu cuenta, pero no información de acceso a tus ahorros, la CLABE es una cifra que puedes compartir sin miedo a perder tu dinero.

No hay forma de que alguien te robe usando solamente en ese número así que sólo debes recordar no compartir tu pin o contraseñas con nadie.

Además de ser seguro, dar tu CLABE interbancaria es, de hecho, necesario. Sin tus datos de CLABE, no es posible que un usuario, por ejemplo, de Banco Azteca te deposite a una cuenta de Banorte.

Esperamos que esta información sobre la CLABE te sea de gran utilidad y que haya disipado todas tus dudas. ¡Mucha suerte con tus transferencias!

Entérate a tiempo
de los próximos apoyos y programas de gobierno

He leído y acepto el AVISO LEGAL y la POLÍTICA DE PRIVACIDAD.